martes, 3 de mayo de 2011

Mis mundos ocultos



Fuente: http://a3.sphotos.ak.fbcdn.net/hphotos-ak-ash4/190071_1858725384981_1146286989_2317515_1091166_n.jpg


Dado mi tendencia escéptica decidí escribir esta historia, sin florear las palabras ni agregándole datos que no son verídicos, pero que narra una historia que desafía la lógica y lo común.
Mi interés no es hacer a la gente creyente (Ni yo ni mi mujer lo somos) si no todo lo contrario. Mi interés es mostrar lo fácil que puede ser tomar eventos VERIDICOS y darle una connotación más elevada, o darle más valor del necesario.
Lo primero que juzgo yo mismo y critico es la recopilación discriminada de 3 historias, que parece que tuvieran que ver, pero no necesariamente lo tienen.

Allí va. Les permito que hagan preguntas si es que eso pudiese aclarar más la situación.
Solucionar este asunto no me quita el sueño, pero no creo que sea bueno para una mente científica simplemente "ocultar" estos eventos.


En la oficina(pieza donde ponemos el computador) estaba mi mujer revisando sus correos, cuando siente la presencia de alguien (No de forma paranormal, si no del modo en que la corriente de viento, las luces interactuan con alguien cuando camina.. Eso dato lo entrega el subconciente, no un superpoder)
Sabiendo que mi hija estaba durmiendo en su pieza y no debía haber nadie más, temió que fuera un ladrón, y corrió a verla.
Al momento de abrir la puerta, mi hija despierta llorando. le dice "Quien eres?"
-Soy tu mamá, Sofía, despierta
-Tu no, él. - Contestó, apuntando al lado derecho de mi mujer, directamente a la pared.
Mi mujer se acercó, la miró y le pidió con abrazos que terminara de despertarse. Había tenido un mal sueño.


Mi hija tenía 3 años cumplidos cuando nos preparábamos para salir a almorzar.
El patio de mi casa es un pasillo largo que une la cocina a la porchera. Yo estaba abriendo la puerta de la porchera para sacar el auto, quedando fuera del la vista de ese pasillo, cuando escucho el llando de mi hija.
Apurado fui a ver qué pasó y estaba ella, en el suelo, llorando. Se había tropezado a mitad del pasillo y roto las rodillas con el pavimento.
Hasta allí nada extraño, salvo que cuando la atendía con alcohol en sus heridas, me comentó que un "amigo rojo" le dijo "cuidado" y que luego se cayó. Nos miramos con mi mujer sin querer darle más valor al asunto.
Tras eso, dos noches pasaron con pesadillas depertando y hablando de su amigo rojo. "no lo quiero ver", hasta que finalmente el asunto lo olvidó.
El primer día tras las pesadillas quise preguntarle cómo era ese amigo rojo. Me describió lo que pude intrerpretar como un dinosaurio (a ella le gustan los dinosaurios, e incluso tiene un stegosaurio rojo de peluche en su cama, el cual nunca le ha generado rechazo, ni de día ni antes de dormir, por lo que asumo que no es ese)


A las pocas semanas mi mujer venía del supermercado.
Extraño en ella, mi hija se aferró con muestras evidentes de miedo. No quería subirse al taxi.
Mi mujer consolándola, la convenció y se fue en brazos con ella mientras viajaban.
Mi mujer, que a pesar que sabía que ella estaba durmiendo, la escuchó murmurar. Bajó la cabeza para escuchar qué decía.
Súbitamente le dió la sensación de caída y alguien gritándole "CUIDADO!". Mi Mujer repitió en mensaje en voz alta dado que se asustó y el taxista que estaba manejando a alta velocidad (+de 60km/h) se alertó, presionó el freno y en ese momento divisa una niña que está atravezando descuidadamente la calle corriendo, por lo cual hace una maniobra para esquivarla incluso teniendo que subirse al bandejón central, para no pegarle.
El taxista mira asustado a mi mujer. Mi hija despierta llorando.
Asombrado, el taxista le dice a mi mujer "No la ví, no la ví. Si no me avisa, la atropello"
Mi mujer, luego de revisar el caso (pasa frecuentemente por allí) no logra explicar como ocurrió el asunto. Me asegura que en el puesto donde estaba (detrás del chofer) era imposible que ella viera inconcientemente a la niña que se atravezó tras un auto por el lado derecho de la calle.

Ya ha pasado más de un año y nada parecido se ha repetido.
Mi hija recién ahora está descubriendo los "frutos de mentir" por lo que creo que su historia en aquel tiempo fue sincera.

update: 6 may 2011

2 comentarios:

Daniel dijo...

Sin duda que son experiencias del todo anómalas, pero es dificil sacar ninguna conclusión de ellas.

Como son tan anómalas, hay demasiado que Uds. mismos parecen no saber, y cualquier hipótesis alternativa (¿precognición? ¿ESP? ¿Comunicación con entes X?) son imposibles de comprobar.

Por ello, definitivamente es interesante que las documentes, pero si saltas a cualquier vagón que diga que tiene una explicación para eso... ten cuidado de no caer en un falacia de ignorancia.

clarksoft dijo...

justamente ese era el objetivo.. no quiero que vengan a hablar de seres invisibles, ni duendes, ni precognición..
1. Mala interpretación de la versión de la pequeña
2. un mal sueño.
3. El grito pudo ser de un transeunte que sí vio a la chica. el resto de los datos pudo ser coincidencia.

Debe ser algo así de simple..

recuerdo un día en la playa con mis amigos del colegio.. unas chicas comentaban temerosas, que en el baño estaban PENANDO por que la luz se apagaba, pero nadie estaba bromeando..De hecho. hicieron la prueba y una entró mientras otras dos quedaron fuera cuidadno que nadie se acercara.
Sin saber lo que tramaban las chicas, entré al baño a hacer lo mío. la luz parpadeo una, dos veces y terminó por apagarse unos segundos..
Apreté la ampolleta con la punta de los dedos para no quemarme y salí..
Las chicas me comentaron el asunto. Había espantado el fantasma :P

Publicar un comentario